El acné es una afección de la piel muy común en la etapa de la pubertad, pero también puede aparecer en la etapa adulta y en la mayoría de ocasiones es consecuencia de desequilibrios hormonales en el organismo, como los que se dan por ejemplo durante el embarazo o el ciclo menstrual. Cuando el acné tiene un origen hormonal, suele manifestarse mediante granos profundos, quísticos y bastante sensibles al tacto, observándose con mayor frecuencia en las mejillas y a lo largo de la línea de la mandíbula. Además de iniciar un tratamiento dermatológico si el acné es muy pronunciado, también es posible combatirlo mediante algunos tratamientos naturales y buenos cuidados de higiene. Presta atención a este artículo de unCOMO en el que revelamos cómo eliminar el acné hormonal de forma natural.
×